“El Mercado Jamaica es un pueblo fantasma”. El punto de vista de una comerciante ante el cierre del mercado

Imagina que tu única fuente de ingresos es cerrada y que realmente no tienes una ayuda ni una respuesta por parte del gobierno. Este es el caso de más de mil quinientos locatarios en el Mercado de Jamaica, uno de los mercados más importantes de la CDMX con 63 años de historia abriendo en 1957 en el centro de la ciudad. El cual cerró sus puertas el 6 de mayo del 2020 dejando únicamente a los locales de alimentos crudos abiertos. Lourdes B es parte de ellos, ella junto con su familia atienden un negocio familiar, una pollería ubicada dentro del mercado techado. Ella acepto darnos una entrevista para conocer su situación y decirnos como la está pasando ante este escenario.

Lourdes nos cuenta que, a causa del aislamiento social, sus ventas se han visto afectadas de una manera grave en un 80%, y ya habiendo tenido un año difícil, pero de ventas constantes antes del aislamiento, la pandemia vino a hacer que esas ventas constantes desaparecieran y dejándola en una situación bastante difícil y de mucha angustia.

“Ayuden a los pequeños comerciantes, no a las grandes corporaciones”

Para Lourdes este es un llamado de auxilio, ya que comenta que la mayoría de la población culpa a los locatarios por el aumento del precio en los productos, sin embargo, la verdadera razón de esto es que desde hace dos semanas atrás le han subido el precio del pollo en $3 por pollo casi cada semana. Pero esto la clientela no lo ve y “solo preguntan el precio y se van”.

Esto les afecta mucho más a los pequeños locales, porque toda esa clientela está prefiriendo a los grandes supermercados para conseguir sus alimentos, dejando a las familias de comerciantes sin un ingreso, ya que no pueden mejorar los precios de estas grandes franquicias, debido a los convenios que ellos tienen con las distribuidoras. Enriqueciendo así cada vez más a estas grandes cadenas.

Ella comenta que en una ocasión Profeco se presentó a su local, reclamando el alza de su producto, a lo que ella con notas en mano le comento al inspector:“No empiece por los mercados, empiece por las empresas grandes”.

Este reclamo se extiende no solo al precio del pollo, también en verduras, frutas y carnes. Ella comenta que dentro del mercado los precios se han disparado y al ver menos ventas, varios han optado por dejar de surtir su inventario. “Por qué no tiene caso”

Ante esto viene la pregunta obvia, ¿El gobierno les ha ayudado en algo? Lamentablemente la respuesta a esa interrogante es negativa: “el gobierno no se ha parado por aquí a dar una solución y es más nos quitó nuestro medio de trabajo”. Ella comenta que la mejor ayuda seria regular los precios y dar recursos para poder pasar este mal rato sin mayor repercusión. Ya que no sabe cómo saldrá de esto pasando la pandemia, porque tres familias vivían de los ingresos de la pollería.

Ni subsidios, ni ayuda, ni facilidades. Esto es lo que el gobierno ha podido hacer por los comerciantes no registrados ante el IMSS o el ISSTE. Ya que a pesar de haber anunciado el crédito a la palabra de $25,000 pesos mexicanos a las pequeñas empresas que tengan a sus trabajadores inscritos en estas instituciones, para los negocios familiares no les fue posible aplicar a este recurso. Y al no tener otra manera de seguir llevando comida a la mesa, se sigue exponiendo todos los días y saliendo a tratar a vender el pollo que cada día se va quedando más y más.

Por el momento ella sigue atendiendo su negocio por medio del servicio a domicilio, y tratando de apoyar a sus compañeros locatarios también llevando sus productos a las casas de la gente que lo solicita. Mas no es suficiente, ya que solo alcanzo a repartir pocas tarjetas antes del cierre del mercado.

“El Mercado Jamaica es un pueblo Fantasma”

Lourdes nos cuenta que desde el principio del aislamiento se empezaba a rumorear el cierre del mercado, pero solo se quedó en eso, un simple rumor. Y conforme pasaban los días, si veían menos flujo de gente, pero realmente no fue algo preocupante hasta hace una semana.

Con la noticia del brote de coronavirus en el mercado de mercados: La central de abastos de la CDMX al oriente de esta misma. Solo fue cuestión de tiempo para que esto afectara a los mercados más pequeños que también alimentaban a gran parte de la población mexicana. Y así como Jamaica, 38 mercados públicos se quedaron sin la posibilidad de abrir sus puertas.

Pasear por los pasillos de Jamaica, era una fiesta de música, olores, colores y sabores. Un lugar lleno de folklore mexicano y donde varias familias pasaban los fines de semana para hacer su mandando, mientras apreciaban los bellos escenarios que estos mostraban. Desde bodegones de fruta y verdura, como un paisaje lleno de flores de mil colores y artesanía de mimbre. Las piñatas colgaban mostrando sus colores y haciendo que cualquier niño volteara a ver con ansias a su personaje favorito dispuesto a pedirlo a sus padres para su próximo cumpleaños. Los organilleros pasaban su gorra para recoger la propina, solo parando por la banda que paseaba por el mercado, y el grito de los comerciantes incitando a comprar con su clásico tonito de “Llévelo, llévelo”. Era infaltable comerte un huarache con costilla en alguno de los locales, o que pasaras por tu elote/esquite y tu nieve de limón con chilito o tu raspado de grosella. Hoy en día es un paraje vacío y silencioso y en palabras de nuestra protagonista: Jamaica parece un pueblo fantasma”. Toda esa magia de uno de los mercados más emblemáticos e importantes de la ciudad fue apagada por el Covid-19.

A los locatarios se les dio aviso una semana antes para que pudieran vender el producto restante que tenían en el inventario. Sin embargo, no fue suficiente y varios de ellos terminaron “rematando” sus productos, provocando que tuvieran fuertes pérdidas.

“El virus si existe”

Para Lourdes el virus es algo muy real que ha afectado directamente a su familia. “Hace 15 días murió mi prima, tenía 30 años, ella fue asintomática, esta contagiada mi tía y esta contagiado su hermano. Y en estos momentos su hermano esta grave. Se puede notar como se le corta la voz durante la llamada y dice estas palabras realmente afectada.

Nos comenta que dentro del mercado ambas partes, tanto comerciantes como clientes, no respetaban las medidas sanitarias dadas por la Secretaria de Salud. Por su lado, ella desinfectaba el dinero con cloro, siempre usando guantes y cubre bocas y manteniendo la sana distancia con los clientes y locatarios. Pero el desacato de las medidas y la creencia de la gente de que el virus no existe, llevo a que el mercado, que era su fuente de trabajo, fuera cerrado.

Ella hace un llamado de atención a la población que no cree que el Covid-19 sea real. Ya que su falta de atención a las medidas sanitarias, solo provocara que el regreso a las actividades normales se haga más lento.

Siendo madre de un menor, dice que su hijo se mantiene aislado con su abuela, pero que siendo un niño muy listo, ve que la situación es peligrosa y pide a su madre que no salga, que se quede en casa. Pero ella es una de los millones de mexicanos para los cuales esto no es una opción. Ella se lo explica a su hijo. Y teme ser portadora del virus e infectar a su familia por tener que salir a trabajar.

Estamos juntos en el mismo tren

A través de esta entrevista Lourdes pide ayuda. Y el propósito de este medio es informar a la población el punto de vista de una de muchos locatarios y comerciantes que se vieron afectados por la pandemia de Covid-19. Pedimos que se tome en cuenta a estos pequeños negocios familiares que dan de comer a gran parte de nuestra población mexicana. Si esta en tus posibilidades ayudarles consumiendo sus productos, en vez de los de las grandes compañías que realmente no se quedaran con hambre. Hazlo, porque con ello no solo alimentaras a tu familia, sino también a la suya.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s