La velocidad y melancolía en la que Facebook quiere que vivas

Recuerdo el capítulo dos de la 5ta temporada de la serie Black Mirror, en el cual, un hombre desesperado que no logra superar la muerta de su amada, intenta hacer un estilo de justicia demasiado personal, ya que él considera que quien tuvo la culpa de su muerte fue una red social llamada Smithereens, ya que mientras él y su pareja viajaban en carretera no pudo reaccionar ante un accidente automovilístico, y es que, algo lo distrajo: el timbre que hace una red social cuando tiene una notificación.

Te recomendamos: El Homo Videns: el estallido social y una verdad a medias

Pese a que a mi parecer, los capítulos de la serie tuvieron un giro demasiado comercial y en otras palabras, para mi Netflix arruino la propuesta que Charlie Brooker planteo en sus primeras temporadas, ya que en ellas, tocaba temas más existencialistas y oscuros del humano así como de la sociedad, pero por millonarias razones, al integrarse a Netflix era obvio que Charlie Brooker tenía que hacer más accesible su propuesta de reflejo oscuro de lo actual, tocando temas más polémicos y por lo tanto populares. Pero, luego escribiremos sobre Black Mirror antes y después de Netflix, hoy, solo tomaremos un fragmento y premisa de uno de sus capítulos, ya que ejemplifica perfecto como Facebook ha sido una herramienta y un recurso emocional para la sociedad:

Cómo les decía, el protagonista del capítulo  “Smithereens” secuestra a un empleado de la plataforma, para que con este pueda chantajear y lograr hablar con el creador de la red social. Cuando por fin lo logra tienen un breve dialogo del cual rescato lo siguiente:

Smithereens era lo primero que veía en la mañana y lo último que miraba en la noche. Escuche que lo haces que sea así. Adictivo, para que no puedan dejar de verlo.

Protagonista de “Smithereens”

No se suponía que fuera así, toda la plataforma era una cosa al inicio y luego se convirtió en otra… Decían sigue mejorando, engancha a la gente. Era como una pipa de crack. (…) Va directo a la dopamina.

Dueño de la red social “Smithereens”

Y el asunto es eso, la dependencia emocional que la redes sociales representa hoy en nuestra cotidianidad y el por qué logran tener ese rol en nuestra vida.

Leer: “La comunidad” cine español que muestra lo bajo que cae la sociedad por dinero

La neurociencia ha demostrado sobre como el usar las redes sociales, alteran nuestros procesos cognitivos. En concreto, nuestros neurotransmisores como lo son: la adrenalina, dopamina, serotonina, oxitocina y cortisol están directamente relacionados a los elementos y factores que nos brinda Facebook.

Si tuvieras en tu día a día una persona o personas que te digan que están deacuerdo con lo que tu piensas, que te ves hermosa o guapísimo con eso que vistes, o que tu argumento sobre equis tema social y político es perfecto, ¿en serio te importaría que desconocidos te den like en tu perfil?

La adrenalina y dopamina podemos relacionarla cuando nos llega un like o un comentario que exprese aceptación sobre algo que posteamos o subimos a la red. No somos una sociedad en la que nos llenemos de alagos. Por eso, Facebook a través de “likes” y “me encorazona” logra llenar el hueco emocional del ego que tienen las personas de recibir elogios sobre algo propio.  Si tuvieras en tu día a día una persona o personas que te digan que están deacuerdo con lo que tu piensas, que te ves hermosa o guapísimo con eso que vistes, o que tu argumento sobre equis tema social y político es perfecto, ¿en serio te importaría que desconocidos te den like en tu perfil?

Escena del capitulo “Smirthereens” / Black Mirror

La sociedad es tímida y cobarde. No solemos expresar lo que sentimos y pensamos, no se nos enseño y por lo tanto, ni estamos acostumbrados. “No llores, por qué gritas” infinidad de indicaciones que escuchamos de padres y madres y que a su vez ellos y ellas las escucharon de los suyos, nos hacen ser personas que admiramos a quien si rompió ese contrato psicológico y sin tapujos logra decir lo que piensa y siente.

…al no ver a nadie a los ojos, ni a nadie mirándote, te permites ser y decir eso que no te atreves cuando sientes miradas.

Para los que no logran romper eso, esta Facebook, una tipo de mascara que al no ver a nadie a los ojos, ni a nadie mirándote, te permites ser y decir eso que no te atreves cuando sientes miradas.

Leer: ¿Por qué “Ya no estoy aquí” es una de las mejores películas mexicanas?

Por el lado de la serotonina, la cual influye en nuestro comportamiento social, la vemos cuando se te facilita más quedarte en casa, observar el mundo desde ahí y poco a poco anular tu vida social.¿Qué vida social, si no tengo? “Miles de memes apuntan a eso, pero, la vida social, es algo que puedes comenzar a generar en cuanto tomes la decisión de salir de casa e invitar a un amigo o amiga, pareja, familiar…

La oxitocina a la cual también llaman: “molécula del amor” se ve alterada por Facebook ya que, si bien el cine era antes el principal reproductor de estereotipos y roles género, ahora Facebook lleva la batuta. Para este punto, se puede ver algo favorable, ya que las redes sociales también han sido un arma para visibilizar movimientos sociales, así como propuestas y posturas políticas que antes se invisibilizaban. Las cuales transgreden lo dicho por los anteriores medios masivos.

Todo esto que indudablemente está conectado con tus emociones y sentimientos, es algo que si tú quisieras, tendrías control.

Facebook no es un villano que dijo “hazte adicto a mí, necesítame, entra a mi plataforma cada 10 segundos de tu vida…” no lo hizo directamente, lo hizo a través de responder a necesidades humanas y culturales de las cuales, algunas puedes tener conscientemente pero no todas.

…las sociedades actuales no están pensando, y eso es ayudado por la red social más visitada del planeta, ya que no alienta a que un tema, un valor o una idea, cobre verdaderamente fuerza…

El algoritmo de Facebook intenta siempre darle prioridad a lo más nuevo, a lo más actual, a lo más popular y sobre todo, que se adapte a tu perfil, partiendo de eso, no nos deja detenernos a contemplar algo por mucho tiempo, enseguida que algo es viral, enseguida viene algo distinto, y luego otro, y otro, las sociedades actuales no están pensando, y eso es ayudado por la red social más visitada del planeta, ya que no alienta a que un tema, un valor o una idea, cobre verdaderamente fuerza, ya que en el universo de las redes, si facebook fuera un deportista, sería un corredor, el cual tiene opciones de metas infinitas y justo cuando cree que se acerca a una, se le apareció otra más a atrayente.

Última Noticia:

Sí Facebook rescata el pasado, es para recordarte tu fotografía de hace tantos año, lo cual suele generar melancolía, la mayoría de las personas piensa que estuvo mejor antes o que estará mejor en un futuro, negando y devaluando totalmente este presente. ¿Cuál es el objetivo de poner esto? Si no eres de los que la ignoran, enseguida la acción te puede generar compartirla, te invita a subir otra fotografía, comentar al respecto o nuevamente volverla a postearla, te causa una sonrisa ver esos momentos si fueron gratos y por lo tanto, sigue reforzando que necesites volver a entrar y ¡pronto!, para volver a conseguir otra sonrisa. Sino, al contrario buscaras en la misma red, encontrar algo que te haga sentir satisfecho.

La solución, no es cerrar tu cuenta de Facebook, es no depender ni dejar que una red “social” te controle. Es que hagas consiente y utilices a tu favor las herramientas que hoy la tecnología nos brinda. Se supone que es el objetivo, no al contrario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s