Regresa FaceApp a “cambiarte de sexo” y poner en riesgo tu privacidad

FaceApp es una aplicación lanzada por la empresa rusa Wireless Lab en 2017 pensada para dispositivos con andriod y iOS (de Apple Inc).

No fue sino hasta el 2019 cuando tomaría mayor popularidad, al mejorar su filtro de “Edad”, donde el usuario puede tomarse o subir una foto de su rostro, o el de otra persona. Permitiéndole ver el mismo retrato pero con vejez avanzada y de buena calidad.

En su momento FaceApp llegó a dominar la lista de aplicaciones de iOS por encima de Instagram

Famosos e influencers divertían a sus seguidores

Su última novedad y tendencia es el filtro de ”cambio de sexo” transformando con un sorprendente realismo el género de un rostro. Cabe aclarar que sexo y genero son conceptos muy diferentes, pero al parecer para algunos medios sigue causando confusión.

Te recomendamos: Chesil Beach, la novela de Ian McEwan que reveló las profundas vicisitudes sexuales de la vida en pareja.

Pero ¿Por qué tus datos personales pueden ser mal utilizados?:

Al aceptar los terminos y condiciones, la aplicación recopila tu contenido como usuario (por ejemplo, fotos y otros materiales), que publica a través del servicio. Pero además con letras pequeñas advierte que registrará “las páginas visitadas, tiempo, duración de los accesos, junto con archivos de registro, datos y ubicación”, la información recopilada puede ser vendida a terceros o incluso puede ser utilizada por la empresa y sus afiliados para venderte anuncios y verificar el rendimiento de los mismos .

Al acceder desde Facebook u otras redes sociales también cedes tu información.

de acuerdo con un informe del Washington Post, FaceApp envía los datos a sus propios servidores y quién sabe qué sucede luego.

Por su parte el CEO de la aplicación, Yaroslav Goncharov, negó cualquier clase de uso diferente al que propone la app. Sin embargo, sus condiciones demuestran lo contrario.

La importancia de esta recopilacion de datos no es mucho en lo que se hace ahora con ellos, sino lo que se hará en el futuro. Probablemente la aplicacion perderá su popularidad con los años, diseñando un cambio de estrategia o incluso tendrá que venderse a alguien más con todo y los datos almacenados.

Un ejemplo del uso de datos es China, quien en 2019 implementó una ley con la que al contrar un servicio telefónico se tiene que registrar los rasgos faciales del usuario en una base nacional, lo que puede representar un buen sistema de vigilancia, pero al mismo tiempo sentirse observado por el control del gobierno sobre la población.

Con información de La Vanguardia, Forbes y BBC

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s