Servicio lento y empleados más estresados, así son hoy los centros comerciales

Hace unos días los centros comerciales reabrieron sus puertas después de casi 100 días de no dar acceso al público, pese a que ha sido criticado en redes sociales que la gente asista por cosas superficiales, ya que al ir por objetos como ropa, se expone a la población entera de los contagios, pues hoy VASTARDXS NOTICIAS asistió al centro comercial Parque las Antenas ubicado en la alcaldía Iztapalapa para ver el movimiento en la zona de más muertes y contagios por la COVID19.

El pasado miércoles 8 de julio fue el día en que el Gobierno de la Ciudad México por fin dio luz verde a centros comerciales para que reabran sus servicios al público, con información de la Sedeco fueron 263 tiendas departamentales y 338 centros comerciales, con el fin de reactivar 85 mil 89 unidades económicas.

En redes sociales ha causado conmoción, el hecho del gran aforo que han tenido desde su apertura centros comerciales como fue el caso de Parque Delta, en donde se vio a decenas de personas formadas para ingresar, como se muestra en el siguiente vídeo.

Pero lo que llamó la atención al equipo de VASTARDXS NOTICIAS, es cómo los servicios de comida rápida están adaptándose a esta llamada “nueva normalidad”, pues las indicaciones dicen que sólo pueden dar acceso al 30% de su capacidad, en una excursión al Carl´s Jr. de Parque las Antenas, hicimos las siguientes observaciones, las cuales queremos compartir contigo, para que las tomes en cuenta si es que tienes contemplado salir a comer un día de estos.

Para entrar a hay filas de al menos 50 personas delante de ti, lo bueno es que avanzan rápido, pues al menos hubo unos 6 empleados coordinados para tomarte darte gel antibacterial, pedirte que te limpies las platillas de tus zapatos, en unos tapetes colocados en el piso, así como indicarte que mantengas la sana distancia, ojo, esto solo lo piden cuando estás a unas 6 personas de ingresar, ya que después de ahí, no hay nadie dando indicaciones, por lo tanto, la gente se junta.

Las tiendas departamentales, si están cerrando puntuales sin excepción a las 5 de la tarde, pero hay empleadas que no usan cubrebocas. Lo bueno, es que cuando los locales cierran, hay empleados en puntos estrategicos avisando a las personas que todo esta cerrada, no hay razón de entrar.

Parque las Antenas / Foto: Vastardxs Noticias

Después de esa hora, sólo dejan ingresar al centro comercial a los que vayan por comida.

RESTAURANTES

En este tema, me gustaría hacer una intervención sobre…

Antes de la cuarentena, el empleo en México se consideraba mal pagado y con jornadas exhaustivas. Durante la cuarentena el abuso en algunos casos aumento, pues despidos sin dar liquidaciones o lo que legalmente le corresponde a un empleado se hicieron al por mayor, tal como lo dimos a conocer en:

EXCLUSIVA|Librerías Gandhi obliga a firmar renuncia a sus trabajadores

y

Coronavirus deja sin trabajo a 3,700 empleados de Uber

Pues ahora, en la nueva normalidad, vemos como el personal de los restaurantes están increíblemente saturados de más trabajo, pues los pedidos a domicilio provocan que aunque haya menos de 15 clientes esperando en físico ser atendidos, tengan que esperar hasta casi el triple de tiempo en que les pidan la orden, en comparación a antes de que la pandemia llegara a México.

YA NO PUEDES BEBER “TODO EL REFRESCO QUE QUIERAS”

Al evitar que los alimentos se encuentren expuestos, los dispensadores de refrescos han sido “clausurados”, por lo tanto te dan tu bebida como si fueras a la fonda de la esquina de tu casa, en la respectiva botella. Claro que te ofrecen cambiarte la botella por una nueva en cuanto te la termines, pero ese sonido que hacen los dispensadores, ya no volverás a oírlo, así como tampoco podrás probar diferentes sabores, como a lo mejor, antes lo hacías.

Entre atender a las personas que llegan y los cientos de pedidos, los empleados deben estar felices todo el tiempo, pues si te ponen una mal cara, seguro que alguna persona toma su celular y graba a ese empleado mal encarado que le ha atendido de una manera grosera, pero, así como no es la culpa del cliente que el empleado tenga mucho trabajo, el empleado tampoco tiene mucha opción, cuando le empresa le saturara de actividades y aún así, le pide ser amable, pues es política e imagen de la empresa.

SI VAS A SALIR CUÍDANOS

Pese a todo, es sorprendente que ya son muy pocos rostros que se dejan de resistir a usar cubrebocas, así que tómalo en cuenta cuando salgas y valora que puedas hacerlo por gusto, pues según el INEGI son más de 12 millones de mexicanos que tuvieron que abandonar su empleo o fueron despedidos por pandemia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s