5 canciones de lucha social en Latinoamérica (segunda parte)

Ya sea por contextos sociales adversos, dictaduras militares u otras desigualdades sociales, las canciones de protesta siempre han sido una de las más destacadas formas de manifestación. En el caso de América Latina, éstas se han convertido en un género que refleja la inconformidad del pueblo y su lucha por la libertad de expresión.

Se vende mi país (1995)

Del recientemente fallecido, Óscar Chavez, y a más veinte años de haberla escrito, la letra de esta canción se mantiene muy presente, algo que el caifán mayor lamentaba mucho, pero decía que mientras el significado siguiera vigente, él la seguiría interpretando. Una obra con motivos patrios que describe los despojos que el país ha sufrido a lo largo de su historia, y que en estas fechas hace una buena reflexión en el público. 

Sólo le pido a Dios (1978)

Del compositor argentino León Gieco y considerada como una de las canciones más representativas del rock , esta obra expresa los sentimientos del intérprete por la situación política que atravesaba su país al momento de escribirla: un posible conflicto armado entre Argentina y Chile, y la dictadura militar que se había impuesto en ese entonces.

Techos de cartón (1974)

Al igual que otras canciones de protesta, esta refleja las condiciones de pobreza en las que vivían y aún viven muchas personas del continente. Escrita e interpretada por el compositor venezolano Alí Primera, esta obra se popularizó por el grupo Los Guaragua y ha sido reinterpretada por otros artistas latinoamericanos.

Disculpe el señor (1992)

A pesar de ser un cantautor de origen español, la letra de esta canción de Joan Manuel Serrat parece inspirarse en las desigualdades sociales vividas en América Latina. El cantante hace una reflexión sobre las condiciones de pobreza e invisibilidad con la que son tratados muchos grupos sociales por las personas que están en el poder.

De la canción de protesta (1998)

Fernando Delgadillo es uno de los más reconocidos intérpretes de la trova nacional. En su repertorio existe una infinidad de temas, y por supuesto, no deja fuera la acción política. A pesar de que esta canción no toca específicamente un tema, hace notar el valor de las mismas en un contexto de activismo y lucha social.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s