La educación pospandemia no volverá a ser la misma

Derivado de los efectos negativos que ha dejado la pandemia, muchas escuelas, centros de información, bibliotecas y demás instituciones afines fueron puestas en jaque. Al ser una emergencia sanitaria sin precedentes, los retos de logística y adaptación al cambio no se hicieron esperar.

Aunque la brecha digital continúa siendo una tarea pendiente de resolución en muchas latitudes de América Latina, es bueno observar como muchas agendas gubernamentales y empresas del sector privado han puesto manos a la obra para intentar paliar esta situación.

Te recomendamos: No todos los estudiantes tienen las condiciones para estudiar desde casa

Con la rápida efervescencia de las plataformas digitales como la solución más viable al problema, surgen otras disyuntivas importantes, como el grado de preparación docente en materia tecnológica, así como la adquisición de las habilidades necesarias para hacer uso efectivo de los entornos de aprendizaje online.

Si bien muchas de las soluciones y apps tecnológicas de enseñanza estaban ya disponibles desde muchos años antes de la pandemia, fue a partir de esta incidencia, que los reflectores se posaron con más ahínco en este tipo de desarrollos.

El desarrollo de plataformas educativas será de vital importancia durante la etapa de transición. Foto: Google for education

Entre el amplio abanico de posibilidades que nos brinda la tecnología, los repositorios digitales constituyen un elemento de sobra necesario para las instituciones académicas, tanto públicas como privadas, ya que permiten ofrecer un valor agregado a sus estudiantes. Bajo esta modalidad, las limitantes impuestas por los horarios y espacios físicos se difuminan para dar pie a consultas bibliográficas remotas, las 24 horas del día, los 365 días del año. Lo anterior no solo tiene efectos positivos en el rendimiento de los educandos, sino también en la consecución ininterrumpida del ciclo escolar en curso.

Lee también: 5 canales de youtube para ser más inteligente

Tal y como señalan los múltiples vaticinios de los expertos en educación tecnológica, el entramado académico no volverá a ser el mismo en los años por venir. A medida que los docentes se vayan adaptando a esta nueva realidad, ya no habrá marcha atrás.

Los retos logísticos para el regreso a clases serán considerables. Foto: Pixabay

El libro impreso para este sector comenzará a decaer para dar pie a las publicaciones digitales. Así mismo, el salón de clases tendrá que reconfigurarse para de satisfacer las necesidades de un sistema educativo menos análogo y más tecnologizado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s