Opinión | Replantearse las bases que sostienen la defensa del aborto es una necesidad

El aborto esta en boca de todos, un tema que siempre es polémico pues la gravedad de su discusión deviene en reflexionar y valorar que consideramos como vida y hasta que punto una persona posee el poder de decidir sobre el desarrollo de la misma.

Siempre me he preguntado si el aborto es justificable en alguna situación, aún sin encontrar una respuesta moralmente positiva. Aún con ello, me permito analizar las premisas más frecuentes que llevan a una persona a decidir terminar con el desarrollo de la vida.

  • Por dificultades económicas
  • Por falta de planificación
  • Por minoría de edad de los padres
  • Por violación

En las primeras 3 premisas se puede fácilmente inferir una serie de aspectos que culminan en cuestionar si realmente es correcto abortar o no.

En primer lugar, al tomar la decisión de optar por el aborto debido a cualquiera de las 3 primeras premisas ya mencionadas, la vida se banaliza y se toma como un medio para la satisfacción o insatisfacción personal. Una menor de edad embarazada suele optar por el aborto por el temor de no poder continuar con sus estudios, por no poder realizar sus metas personales, por no contar con los recursos económicos suficientes etc. Toda una serie de cuestiones subjetivas devienen luego de considerar el aborto como única salida, cuestiones que llevan a banalizar la vida hasta niveles donde al infante se le ve como un estorbo y no como un ser humano.

Ve también: Yalitza Aparicio estrena su canal en youtube para hablar de feminismo y educación.

Entonces, cuando la vida es tomada como un medio y no como un fin, por ende, se evidencia la ideología utilitarista que prima en la mente de las personas que se cuestionan el abortar. El utilitarismo, entre otras cosas, toma por buenas aquellas acciones que traen mayor cantidad de beneficios, es decir, el fin justifica los medios. Si para poder tener una buena casa, un buen trabajo, una estabilidad emocional con mi pareja, debo abortar a un bebé, entonces se hace ¿no?

El problema del utilitarismo, y que me lleva a ponerlo bajo la lupa en esta ocasión, es que en situaciones concretas se opta por hacer aquella acción que trae menos mal que otra. Por ejemplo, si un terrorista secuestra al presidente de Estados Unidos y a su hijo, y en determinado punto se llega a la conclusión de que solo se puede rescatar a uno, ¿A quien crees que rescatarían? En tales situaciones, donde una u otra acción a tomar son amorales, la decisión se toma por las consecuencias que traería salvar uno u otro. Si se salva al niño, vive, pero el presidente muere, y toda una nación quedaría desprotegida, se sumiría en la anarquía por la falta de un mandatario, el gobierno entraría en duda y conflicto. Entonces se llega a la conclusión de que es mejor dejar morir al niño, y no al presidente, después de todo, el niño solo es eso, un niño. Pero el presidente es infinitamente mas necesario, al menos para los intereses del estado. Tras la muerte del niño solo se le denominaría “Daño colateral” pero al hacer eso no se toma en cuenta una variable más importante, las ganas de vivir del niño.

Llevado al extremo las implicaciones del utilitarismo, volvamos a trasladar el caso al aborto. ¿Es el cuerpo de la mujer más importante que una nueva vida? ¿Es justificable terminar con el desarrollo de una vida por la incapacidad de poder mantener en una vida digna al ser humano que viene? Responder estas preguntas es problemático, y más aun tomando en cuenta la cuarta premisa que he puesto en la mira hoy, la violación.

Cuando una mujer queda embarazada, producto de una violación sexual por lo más cruel y violenta, ¿El aborto es justificable? Es difícil responder, pues es aquí, creo yo, donde la polémica es más fuerte y definitoria. El peso mental y corporal que puede sufrir una mujer por quedar embrazada tras un abuso, es algo que solo se puede suponer con base a un marco teórico, pero nunca se sabrá con exactitud sus efectos a menos que se conozca empíricamente. No obstante, así como una mujer no decidió ser violada, un bebe no decide nacer. En situaciones como esta es cuando se hace, quizá, mas evidente el utilitarismo, por lo menos a nivel psicológico. Se daría por hecho que la salud física y mental de la mujer es mucho mas importante que la propia vida en desarrollo de un bebé.

Te puede interesar: Imposible no hartarse al exigir justicia en un país en donde reina la impunidad

Ante tales pensamientos, problemáticos y graves solo para las personas más puras de pensamiento y moral, es cuando la idea de abortar se torna oscura, y lo suficientemente grave como para tomar la decisión por alguna de las 3 primeras premisas que expuse hoy. Sin embargo, es aquí cuando el estado, las ong, y en general las personas, entran en juego. Se ha demostrado muchas veces que una mujer que decide abortar a un bebé, lo piensa 2 veces, al grado de retractarse, cuando se le ofrece ayuda, cuando hay apoyo del estado y de sus seres más allegados. La terminación de la vida entonces pasa a segundo plano cuando la mujer, afligida, y, probablemente, no estando en su máximo nivel racional, recibe el amor y apoyo que necesita como para poder optar por dejar vivir al infante.

Conclusión

La vida es algo muy complejo, tanto así que realmente nadie en el mundo sabe exactamente que es como para decidir terminar con ella por problemas que se pueden solucionar tan solo apelando al sentido y valor humano que todos poseemos. La posibilidad de grandeza que un nuevo ser posee, es tan grande que debe ser tomada como absoluta certeza siempre. ¿Y si el bebé que quieres abortar en el futuro sera el científico que encuentre la cura al SIDA?

Se que en principio llevo al extremo todos los temas que he tratado aquí, pero considero necesario replantear las razones que llevan a una mujer a interrumpir la vida, y, sobre todo, el papel que tenemos como sociedad para empatizar con las mujeres que sufren de esta idea tan compleja y divisoria, y así poder al fin dar una solución que no afecte ni la vida del infante, ni la de la propia mujer.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s