La falsa “lucha social” de los premios Oscar.

El comienzo del declive de la “Academia” Lo que alguna vez fue el galardón más importante al que podrían aspirar los directores de cine, hoy no es más que un evento comercial peleando con sus últimos recursos para no ser relegado al olvido y al desprestigio. La decisión de “valorar” la inclusión forzada, es un acto de segregación contra los grupos sociales que no pertenecen … Continúa leyendo La falsa “lucha social” de los premios Oscar.

EL POSTUREO MORAL Y SU FALSO CONSUELO

El postureo moral o “moral granstanding” (Como lo llamaron originalmente los filósofos Justin Tosi y Brandon Warmke en un articulo de 2016 para la revista Philosophy & Public Affairs) es un acto en donde se adopta una postura moral con el fin de ser exhibida, convirtiendo el discurso moral en un pleno acto de vanidad. Con esto queremos decir que la grandilocuencia es un uso … Continúa leyendo EL POSTUREO MORAL Y SU FALSO CONSUELO

Modernidad líquida, ansiedad y placeres inmediatos; una mirada a las nuevas generaciones

Ya lo ha venido repitiendo desde hace más de una década el renombrado filósofo polaco Zygmunt Bauman: las actuales generaciones, presa de la modernidad liquida no están dispuestas a cultivar la paciencia. Esta virtud quedó obsoleta desde el siglo XX, cuando la revolución digital se encontraba apenas en estado embrionario. Nuestros padres y abuelos no disfrutaron en su juventud de las maravillas tecnológicas que hoy … Continúa leyendo Modernidad líquida, ansiedad y placeres inmediatos; una mirada a las nuevas generaciones

La velocidad y melancolía en la que Facebook quiere que vivas

Recuerdo el capítulo dos de la 5ta temporada de la serie Black Mirror, en el cual, un hombre desesperado que no logra superar la muerta de su amada, intenta hacer un estilo de justicia demasiado personal, ya que él considera que quien tuvo la culpa de su muerte fue una red social llamada Smithereens, ya que mientras él y su pareja viajaban en carretera no … Continúa leyendo La velocidad y melancolía en la que Facebook quiere que vivas